INOCENCIA PERDIDA (1ª parte bilogía)

12.50

CAPITULO 1.

Clara era una chica de dieciséis años que había nacido en
Barcelona. Siempre había sido una niña despierta y
avispada, delgada, con una piel morena y una melena a la
altura de los hombros de color canela. Sus ojos verdes hacían
que su mirada fuese atractiva y cautivadora, y se había
situado seductoramente un lunar en la parte derecha del
labio superior. Por su físico, aparentaba más edad de la que
tenía; estaba muy feliz de no haber tenido nunca novio y ser
todavía virgen, no entendía que muchas de sus amigas ya
hubiesen tenido su primera relación sexual y les decía que
quería estrenarse con alguien especial de verdad, con el amor
de su vida o incluso, por qué no, con el que sería su marido.
Sus amigas opinaban que eso eran tonterías, que estaba
pasado de moda, pero Clara sonreía y seguía jugando a ser
mayor.
Hija de madre soltera, siempre había vivido entre
prostitutas; su propia madre practicaba esta profesión desde
joven.
Era una gran estudiante, tanto daba que fuera Historia,
que Ciencias… siempre sacaba notas por encima de la media.
Todo ese esfuerzo buscaba conseguir el gran sueño de su                                                                                          vida: ser maestra de niños pequeños.
Una noche estaba estudiando sobre su cama para un
examen importante, vestida con una camiseta larga y la ropa
interior, como siempre que estaba sola por casa, de repente
entró su madre a toda prisa y tras ella un hombre que la
empujaba.
—Clara, ve a mi habitación y ciérrate dentro, ¡corre!—dijo
la madre muy nerviosa.
Ella obedeció asustada, saltó de la cama y corrió hacia la
alcoba de su madre, pero no le dio tiempo: tras ella entró
aquel hombre nervioso y fuera de sí, bloqueó la puerta con
una silla y empujó a la niña sobre la cama. Clara se quedó
paralizada y en décimas de segundo se encontró rodeada por
los brazos sudorosos…

Categoría:

Descripción

Esther crece como una niña normal, rodeada del amor de sus padres, su familia y amigos, gran atleta, risueña y siempre con su íntima amiga Marina; pero a la edad de catorce años, la muerte de su padre y la adicción al alcohol de su madre, la harán crecer precipitadamente.
Más tarde empezará su primer empleo, el hombre del que está enamorada le declarará su amor, pero poco a poco, sus decisiones la llevarán por caminos que la lanzarán a abismos insospechados, perdiendo así su joven inocencia.
Pasarán diferentes personajes por su vida, que la harán fluctuar entre el amor y las drogas, prostitución y malos tratos, convirtiéndola en un juguete roto.
La obra está escrita en un tono coloquial y rápida, con lo cual la lectura se facilita de una manera evidente, restando así peso al tema principal.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “INOCENCIA PERDIDA (1ª parte bilogía)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *